¿Qué son los micromachismos?
Los micromachismos son pequeñas violencias cotidianas, ejercidas por mujeres y hombres, que socavan la autonomía de las mujeres y reproducen los roles de género.
Se trata de comportamientos que tenemos muy interiorizados, y que están absolutamente normalizados por la sociedad y se producen en todos los ámbitos de la vida: el laboral, el social, el familiar, etc.
Aunque se les puede restar importancia al tratarse de comportamientos machistas “de baja intensidad”, la realidad es que en muchas ocasiones generan un malestar en las mujeres debido a la acumulación de pequeñas violencias diarias.

¿Cómo podemos combatirlos?
1. Identificándolos
Para poder combatir los micromachismos el primer paso y también el más difícil, es aprender a identificarlos. Para ello, es importante pararse a pensar: este comportamiento o pensamiento que tengo, ¿sería igual si en lugar de dirigirlo a una mujer fuera dirigido a un hombre?
2. No infravalorándolos
Aunque algunos micromachismos nos puedan parecer tonterías sin importancia, la realidad es que pueden generar mucho malestar en las mujeres cuando los sufren cada día. Es por ello que no debemos tachar a ninguna mujer de “exagerada” cuando nos explica que algo le ha molestado.
3. Abriendo la mente
La mayoría de los micromachismos se ejercen sin intención de hacer daño, simplemente reproducimos lo que nos enseña la sociedad desde la infancia.Debemos abrir nuestra mente para entender que los estereotipos de género pueden generar malestar en todas las personas, y así poder erradicarlos.
4. Eliminándolos
Con pequeños cambios cotidianos podemos conseguir cada día una sociedad más igualitaria y respetuosa.
En Museros ¡Cero Micromachismos!